Mi historia se la cuento ahora

Texto del manifiesto de Patricia a la Asamblea General de Cajastur

Buenas tardes, muchos ya me conocéis, mi nombre es Patricia, mi  caso también: una desahuciada más. Mi historia se la cuento ahora.

Adquirimos una vivienda con una hipoteca de Cajastur en el 2006. En ese momento contábamos con unos buenos ingresos: mi marido trabajaba como autónomo transportista y su trabajo era bueno a pesar de ser muy sacrificado.

Dos años después, la situación empezó a cambiar muy rápidamente. El combustible sube y sube, las empresas para las que trabajábamos nos dejaron a deber casi 80.000 € y todo empieza a ir para abajo, hasta el punto de que no hay trabajo para seguir generando ingresos que compensen por lo menos los gastos básicos de la actividad. Con un precio tan elevado del gasóleo, que es la materia más indispensable en el sector del transporte, los costes se disparan y las ganancias se reducen hasta tal punto que tiene que parar para no perder todavía más. Sin empargo, estas tres empresas siguen trabajando y generando actividad, mas no nos pagan ni un solo euro. Y aquí está el Consejero Delegado de Cajastur, José Suárez Arias-Cachero.

El día 13 de abril se logró paralizar el primer desahucio por miembros del 15M y de Stop Desahucios. Hemos solicitado la condonación de la deuda y un alquiler social del inmueble donde vivo -que es ya propiedad de Cajastur, por habérselo adjudicado ella misma mediante subasta-, y la entidad financiera no admite nada de lo solicitado. Me he acogido al Código de Buenas Prácticas y tampoco para Cajastur es válida la petición. Ellos sólo quieren el piso y encima, me dejan una deuda hipotecaria de más de 60.000 €, más 35.000 € de intereses y costas judiciales, en total, más de 100.000 €, y sin piso para vivir. Un dato curioso es que Cajastur se adjudicó la vivienda por unos 49.000 €.

Señores banqueros: basta ya de abusar de las familias que, a día de hoy, no pueden pagar una hipoteca por falta de trabajo. Basta ya de querer ganar dinero a toda costa y sin importarles las desgracias de tantas familias en toda España. Tomen conciencia de la realidad social en que vivimos, y en vez de tener tantos pisos cerrados, dejen a las familias vivir en ellos con alquileres sociales.

Hace unos días se anunciaron los miles de millones de euros para rescatar a los bancos, y a las familias desahuciadas no las rescata nadie. Y los bancos, menos aún. Porque los desahucios figuran en un fichero de morosos y al que ya no tiene bienes que garanticen la devolución de algún préstamo, ya no le conceden ningún crédito.

Señores políticos: hagan algo para que esta cruel realidad cambie, que la sociedad productiva pueda trabajar y generar ingresos, para que los bancos también cambien sus políticas y no dejen a familias en la calle o viviendo confinados en un solo hogar a padres, abuelos y nietos. Ustedes tienen las armas para poder cambiar las leyes, armas que les concede el Pueblo para mejorar la situación en la que nos encontramos la mayoría de parados. Utilicen este poder y ejerzan el papel para el que fueron elegidos por los ciudadanos que votaron por ustedes. Actualicen la normativa de los asuntos sociales y adáptenla a las necesidades de la sociedad actual, pues la situación es bastante distinta a la de hace unos cuantos años atrás.

Un dato interesante y que sin duda muestra el abuso de las entidades financieras son los datos de los lanzamientos producidos durante el año 2011, en el cual se han producido en Asturias un total de 1872 desahucios, unos cinco al día. Por todo ello, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Asturias exige soluciones, soluciones que son justas, posibles y que ya se están aplicando en otros lugares, como por ejemplo:

-Para los deshaucios, regular la dación en pago, de manera que si el banco ejecuta la hipoteca y se queda la vivienda, la deuda quede liquidada.

-La conversión del parque de viviendas hipotecadas de primera residencia en un parque público de alquiler social.

-Realización de una auditoría sobre el funcionamiento del sistema hipotecario.

-Establecer los mecanismos, las reformas y las políticas necesarias para que el acceso a una vivienda adecuada no vuelva a ser jamás un negocio para unos pocos y una esclavitud para las familias trabajadoras.

Gracias a todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s