57 días de silencio atronador

Jorge Cordero cumple hoy cincuenta y siete días huelga de hambre acampado en la Plaza de La Escandalera de Oviedo reivindicando su derecho a reiniciar desde cero su vida, la de su esposa Patricia y su hija de seis meses Amanda. El día 27 de junio fueron desahuciados de su vivienda en el barrio de Ciudad Naranco, tras una brutal intervención policial que se saldó con veinte detenidas de entre las numerosas personas que, atendiendo la convocatoria de diversos colectivos sociales se habían congregado allí para evitar tal atropello. Ahora Jorge, cobijado bajo su precario toldo, solicita a Cajastur, la entidad financiera que ejecutó su hipoteca, que cancele la deuda que aún le reclama, cercana a los 108.000 €.

La reivindicación de Jorge y la dignidad que ha demostrado durante estos cincuenta y siete días vienen recibiendo el respaldo y la simpatía de miles de ciudadanos y ciudadanas que suscriben las diversas campañas de recogida de firmas, presentan quejas formales ante Cajastur, retiran sus ahorros o cancelan sus cuentas, o participan en las numerosas concentraciones convocadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Stop Desahucios o el Movimiento 15M. Este enorme favor popular contrasta vivamente con el silencio mantenido por los poderes financiero, político y mediático de la región. La demanda de Jorge no ha merecido ni una sola declaración por parte de su destinataria, Cajastur, que no sólo ignora su presencia a las mismas puertas de su sede central, sino que devuelve sin abrir las cartas de petición enviadas por Jorge mediante correo certificado.

Por su parte, los partidos políticos mayoritarios han dado la callada por respuesta a la carta abierta remitida el pasado 13 de julio reclamando su posicionamiento público en este conflicto, habida cuenta de que la mayoría de los miembros del Consejo de Administración de Cajastur ostentan dicha condición en función de su militancia en dichos partidos. Esta inhibición resulta aún más vergonzosa en el caso del PSOE, que incluía la dación en pago en su programa electoral de las elecciones generales de 2011. Tan sólo IU se ha manifestado públicamente y ha realizado gestiones, hasta el momento sin resultado.

Pero la omisión más estrepitosa si cabe, teniendo en cuenta su misión y responsabilidad frente a la ciudadanía, es la protagonizada por los medios de comunicación regionales, que han establecido un bloqueo informativo alrededor de la Plaza de La Escandalera imposible de traspasar. Únicamente honrosas excepciones, como los medios críticos e independientes (Diagonal, Periodismo Humano, Glayíu, entre otros) se hacen eco con regularidad de la evolución de la lucha de Jorge; el silencio del resto evidencia su sumisión a los intereses de Cajastur y al poder que ésta ejerce a través de sus créditos y sus contratos de publicidad.

Pero esta situación no podrá mantenerse durante mucho tiempo. Políticos, banqueros y dueños de los medios de comunicación no podrán seguir actuando como si en la Plaza de La Escandalera nada sucediera, como si Jorge, en sus propias palabras, fuera “un elemento más del mobiliario urbano”. Y lo saben. Pero, como ha ocurrido con todos los avances sociales a lo largo de la Historia se resisten, se esconden, dan largas, en ocasiones patalean, hasta que un día miran alrededor y encuentran de vuelta el mismo silencio atronador al que han condenado a los precursores de los derechos ciudadanos como Jorge Cordero.

Carta abierta del 15M a los partidos políticos asturianos con representación en el Consejo de Administración de Cajastur

El pasado viernes 13 de julio se cumplieron veinticinco días de la huelga de hambre mantenida por Jorge Cordero a las puertas de Cajastur en la Plaza de la Escandalera por la dación de la vivienda de la que fue brutalmente desahuciado junto con su familia en pago por la cantidad que dicha entidad aún le reclama, cercana a los 108.000 €. En su Asamblea celebrada en la misma fecha, el Movimiento 15M de Oviedo acordó apelar a la responsabilidad de los partidos políticos asturianos con representación en el Consejo de Administración de Cajastur en el conflicto y urgirles a pronunciarse públicamente acerca de la demanda de Jorge Cordero. A tal fin, el pasado lunes 16 de julio fue enviada a los máximos responsables de la Federación Socialista Asturiana, el Partido Popular de Asturias e Izquierda Unida de Asturias la siguiente carta, que igualmente será remitida, para general conocimiento de la ciudadanía, a todos los medios de comunicación de la región.

D. Javier Fernández Fernández, Secretario General de la Federación Socialista Asturiana

Dª. Mercedes Fernández González, Presidenta del Partido Popular de Asturias

D. Manuel González Orviz, Coordinador General de Izquierda Unida de Asturias

Oviedo, 13 de julio de 2012

En esta fecha se cumple el vigésimo quinto día de la huelga de hambre sostenida ininterrumpidamente por D. Jorge Cordero Armijos a las puertas de la Oficina Principal de Cajastur, en la Plaza de La Escandalera de Oviedo. El objetivo de su protesta es alcanzar un acuerdo con dicha entidad financiera en virtud del cual ésta acepte la dación de la vivienda de la que fue desahuciado –tras una operación policial de una brutalidad sin precedentes, que se saldó con su detención y la de diecinueve personas más- en pago de su deuda hipotecaria pendiente, y se le facilite el retorno a su vivienda a cambio de un alquiler social.

El Sr. Cordero es un trabajador autónomo cuya pequeña empresa dedicada al transporte de mercancías fue a la quiebra a causa de los impagos de sus clientes. Al no poder hacer frente a los pagos del préstamo hipotecario de su vivienda habitual en el barrio de Ciudad Naranco de Oviedo -y la de su esposa, Patricia Ordóñez, y su hija de pocos meses, Amanda-, Cajastur no sólo les ha desahuciado de la misma, si no que además les reclama una deuda cuyo importe, incluidos intereses y los gastos judiciales, ronda los 108.000 €.

Esta pretensión de Cajastur resulta a todas luces abusiva e injusta, y es por ello que la causa de Jorge Cordero y su familia –como la de tantas otras en situación similar en nuestro país- está recibiendo el apoyo no sólo de diversos colectivos como Stop Desahucios o la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Asturias, sino de un número cada vez mayor de ciudadanos y ciudadanas que no pueden permanecer impasibles ante un atropello semejante. Hasta el momento, ningún representante de Cajastur se ha dignado a recibir al Sr. Cordero para, a través del diálogo, encontrar una solución a este conflicto. Sin embargo, en sólo tres semanas más de 4.800 personas le han mostrado de forma explícita su apoyo suscribiendo la iniciativa legislativa popular para la regulación de la dación en pago, la paralización de los desahucios y el alquiler social.

Numerosos miembros del Consejo de Administración de Cajastur, bien sea en representación de corporaciones locales o de entidades fundadoras de dicha entidad financiera, han accedido a esa condición en virtud del apoyo de los partidos de los que ustedes son los máximos responsables. Es por ello que, apelando a su innegable responsabilidad en este caso, les instamos a que sus respectivas formaciones políticas, con la urgencia inaplazable que requiere la situación, se pronuncien públicamente ante la ciudadanía asturiana y sus respectivos electorados acerca de la demanda de Jorge y promuevan dentro del Consejo de Administración de Cajastur una solución aceptable para ambas partes. Sería, por lo demás, una excelente oportunidad para poner en práctica las promesas de favorecer la dación en pago incluidas en todos sus programas (excepto el del Partido Popular) para las últimas elecciones generales. ¿Es justo que una familia trabajadora a quien la crisis económica –o mejor dicho, esta inmensa, manifiesta estafa- ha llevado a la ruina, despojándola de un techo para vivir, deba además cargar con una pesada deuda que trunca cualquier esperanza de resurgir, de comenzar otra vez desde cero?

En las palabras de Patricia, pronunciadas con ocasión de la última Asamblea General de Cajastur, Señores políticos: hagan algo para que esta cruel realidad cambie, para que los bancos también cambien sus políticas y no dejen a familias en la calle o viviendo confinados en un solo hogar a padres, abuelos y nietos. Ustedes tienen las armas para poder cambiar las leyes, armas que les concede el Pueblo para mejorar la situación en la que nos encontramos la mayoría de parados. Utilicen este poder y ejerzan el papel para el que fueron elegidos por los ciudadanos que votaron por ustedes.

A la espera de sus noticias, les saluda atentamente

La Asamblea del Movimiento 15M de Oviedo