Imágenes del traslado de Jorge al hospital

(gracias Kike)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

57 días de silencio atronador

Jorge Cordero cumple hoy cincuenta y siete días huelga de hambre acampado en la Plaza de La Escandalera de Oviedo reivindicando su derecho a reiniciar desde cero su vida, la de su esposa Patricia y su hija de seis meses Amanda. El día 27 de junio fueron desahuciados de su vivienda en el barrio de Ciudad Naranco, tras una brutal intervención policial que se saldó con veinte detenidas de entre las numerosas personas que, atendiendo la convocatoria de diversos colectivos sociales se habían congregado allí para evitar tal atropello. Ahora Jorge, cobijado bajo su precario toldo, solicita a Cajastur, la entidad financiera que ejecutó su hipoteca, que cancele la deuda que aún le reclama, cercana a los 108.000 €.

La reivindicación de Jorge y la dignidad que ha demostrado durante estos cincuenta y siete días vienen recibiendo el respaldo y la simpatía de miles de ciudadanos y ciudadanas que suscriben las diversas campañas de recogida de firmas, presentan quejas formales ante Cajastur, retiran sus ahorros o cancelan sus cuentas, o participan en las numerosas concentraciones convocadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Stop Desahucios o el Movimiento 15M. Este enorme favor popular contrasta vivamente con el silencio mantenido por los poderes financiero, político y mediático de la región. La demanda de Jorge no ha merecido ni una sola declaración por parte de su destinataria, Cajastur, que no sólo ignora su presencia a las mismas puertas de su sede central, sino que devuelve sin abrir las cartas de petición enviadas por Jorge mediante correo certificado.

Por su parte, los partidos políticos mayoritarios han dado la callada por respuesta a la carta abierta remitida el pasado 13 de julio reclamando su posicionamiento público en este conflicto, habida cuenta de que la mayoría de los miembros del Consejo de Administración de Cajastur ostentan dicha condición en función de su militancia en dichos partidos. Esta inhibición resulta aún más vergonzosa en el caso del PSOE, que incluía la dación en pago en su programa electoral de las elecciones generales de 2011. Tan sólo IU se ha manifestado públicamente y ha realizado gestiones, hasta el momento sin resultado.

Pero la omisión más estrepitosa si cabe, teniendo en cuenta su misión y responsabilidad frente a la ciudadanía, es la protagonizada por los medios de comunicación regionales, que han establecido un bloqueo informativo alrededor de la Plaza de La Escandalera imposible de traspasar. Únicamente honrosas excepciones, como los medios críticos e independientes (Diagonal, Periodismo Humano, Glayíu, entre otros) se hacen eco con regularidad de la evolución de la lucha de Jorge; el silencio del resto evidencia su sumisión a los intereses de Cajastur y al poder que ésta ejerce a través de sus créditos y sus contratos de publicidad.

Pero esta situación no podrá mantenerse durante mucho tiempo. Políticos, banqueros y dueños de los medios de comunicación no podrán seguir actuando como si en la Plaza de La Escandalera nada sucediera, como si Jorge, en sus propias palabras, fuera “un elemento más del mobiliario urbano”. Y lo saben. Pero, como ha ocurrido con todos los avances sociales a lo largo de la Historia se resisten, se esconden, dan largas, en ocasiones patalean, hasta que un día miran alrededor y encuentran de vuelta el mismo silencio atronador al que han condenado a los precursores de los derechos ciudadanos como Jorge Cordero.

Rescaten a las personas, no a los bancos

Publicada en la sección Cartas de los lectores de La Nueva España el 30 de julio de 2012.

El pasado 28 de julio se cumplieron cuarenta días desde el inicio de la huelga de hambre que Jorge Cordero, desahuciado de su vivienda junto con su esposa Patricia y su hija de cinco meses Amanda, viene manteniendo ante la sede central de Cajastur en la Plaza de La Escandalera de Oviedo. Su objetivo es conseguir que dicha entidad financiera acepte la vivienda como pago por la deuda hipotecaria que le reclama, y se le facilite acceder a una vivienda digna a cambio de un alquiler social.

La historia de Jorge Cordero no es muy distinta a la de miles de familias españolas como la suya. En el año 2006, las rentas obtenidas de su pequeña empresa de transportes les permitieron contratar con Cajastur un préstamo hipotecario por importe de 119.000 €, con los que adquirieron un piso en el barrio de Ciudad Naranco. En aquella época de optimismo financiero la posibilidad de que un revés económico les impidiera hacer frente a los pagos no era más que un sueño del mal agüero. Pero al cabo del tiempo, los sucesivos impagos de clientes llevaron a su empresa a la quiebra y el mal sueño se convirtió en pesadilla. Cajastur ejecutó la hipoteca y por 49.000 € se quedó con su piso. Un primer intento de desahucio fue impedido por la valiente actuación de activistas del Movimiento 15M y Stop Desahucios, pero en el segundo las fuerzas policiales se emplearon a fondo y tras un despliegue de violencia sin precedentes y veinte personas detenidas, consiguieron su vergonzoso propósito. Mas la desgracia de Jorge y los suyos no termina ahí: Cajastur aún les exige 108.000 €, que corresponden a principal, intereses y gastos judiciales.

Esta pretensión de Cajastur, aun siendo estrictamente legal en relación con la regulación hipotecaria vigente, resulta a todas luces manifiestamente injusta. No es justo que las pérdidas de una operación fallida recaigan exclusivamente en una de las partes por supuesto, la más débil- y que la entidad financiera que en su día evaluó los riesgos, consideró a Jorge Cordero solvente y le concedió el préstamo hipotecario, después de haber cobrado parte del préstamo, pretenda quedarse con el piso y encima le reclame el pago del importe pendiente. Este empeño demuestra además, desde un punto de vista estrictamente financiero, una enorme miopía, pues resultaría mucho más conveniente para los intereses de Cajastur arrendar el piso -ya de su propiedad- a Jorge Cordero y su familia a cambio de un alquiler social que lo que tiene ahora: una deuda incobrable y una vivienda vacía más que añadir al inmenso stock actual.

Durante su protesta Jorge no ha tenido noticia alguna de Cajastur, pero sin embargo ha recibido el apoyo de diversos movimientos sociales y de multitud de ciudadanos y ciudadanas, como lo demuestran las más de 3.800 firmas que ya se han recogido y los casi 100.000 €, entre ahorros y nóminas, que hasta el momento clientes han retirado de sus cuentas para inducir a Cajastur a que demuestre su inexcusable responsabilidad corporativa, cancele la deuda y permita a Jorge y los suyos empezar otra vez de nuevo.

La dación en pago y la abolición de cláusulas hipotecarias abusivas es un clamor popular al que el Congreso de los Diputados no podrá seguir haciendo oídos sordos por mucho más tiempo. Pronto llegará el día en que este tipo de prácticas bancarias reprobables serán recordadas con vergüenza y sonrojo. Jorge Cordero y otros tantos pioneros que como él están empeñados en construir una sociedad que anteponga los intereses de las personas a los de las corporaciones financieras, son continuadores de luchas sociales como las que en su época consiguieron la abolición de la esclavitud, el derecho a voto para las mujeres o la enseñanza universal y gratuita. Y los que se resisten, y en su empecinamiento ciego se oponen, navegan contra el viento de la Historia.

Manuel Carrero de Roa

La lucha de Patricia y su familia, en la Semana Negra de Gijón

Mañana martes 10 de julio, a partir de las 18:30, en el recinto de la Semana Negra de Gijón, Stop Deshaucios de Asturias ha organizado un charla con el título “Introducción a la ILP por la reforma de la ley hipotecaria, la dación en pago y el alquiler social”, a cargo de EAPN y PAH. Intenvendrá exponiendo su caso Patricia Ordóñez, quien el pasado 27 de junio fue deshauciada de su vivienda junto con su esposo Jorge y su hija de cinco meses Patricia, tras una brutal operación policial. Jorge cumple hoy tres semanas en huelga de hambra frente a la oficina principal de Cajastur para que esta entidad acepte la dación en pago de su vivienda y le facilite un alquiler social.

Calendario de movilizaciones en apoyo a Jorge y los suyos

-Apoyo permanente el la plaza de la Escandalera a Jorge-Asamblea de Avilés y de Oviedo: Boicot a Cajastur-Asamblea de Mieres y de Oviedo: Denuncia de las empresas deudoras a la familia

-Lunes, 25 de junio, 12:30, concentración en la Plaza de La Escandalera, frente a la Oficina Principal de Cajastur

-Miércoles 27 de junio, a las 09:00, c/ Augusto Junquera 2: ¡Todos y todas a evitar el desahucio de Jorge y su familia!

Mi historia se la cuento ahora

Texto del manifiesto de Patricia a la Asamblea General de Cajastur

Buenas tardes, muchos ya me conocéis, mi nombre es Patricia, mi  caso también: una desahuciada más. Mi historia se la cuento ahora.

Adquirimos una vivienda con una hipoteca de Cajastur en el 2006. En ese momento contábamos con unos buenos ingresos: mi marido trabajaba como autónomo transportista y su trabajo era bueno a pesar de ser muy sacrificado.

Dos años después, la situación empezó a cambiar muy rápidamente. El combustible sube y sube, las empresas para las que trabajábamos nos dejaron a deber casi 80.000 € y todo empieza a ir para abajo, hasta el punto de que no hay trabajo para seguir generando ingresos que compensen por lo menos los gastos básicos de la actividad. Con un precio tan elevado del gasóleo, que es la materia más indispensable en el sector del transporte, los costes se disparan y las ganancias se reducen hasta tal punto que tiene que parar para no perder todavía más. Sin empargo, estas tres empresas siguen trabajando y generando actividad, mas no nos pagan ni un solo euro. Y aquí está el Consejero Delegado de Cajastur, José Suárez Arias-Cachero.

El día 13 de abril se logró paralizar el primer desahucio por miembros del 15M y de Stop Desahucios. Hemos solicitado la condonación de la deuda y un alquiler social del inmueble donde vivo -que es ya propiedad de Cajastur, por habérselo adjudicado ella misma mediante subasta-, y la entidad financiera no admite nada de lo solicitado. Me he acogido al Código de Buenas Prácticas y tampoco para Cajastur es válida la petición. Ellos sólo quieren el piso y encima, me dejan una deuda hipotecaria de más de 60.000 €, más 35.000 € de intereses y costas judiciales, en total, más de 100.000 €, y sin piso para vivir. Un dato curioso es que Cajastur se adjudicó la vivienda por unos 49.000 €.

Señores banqueros: basta ya de abusar de las familias que, a día de hoy, no pueden pagar una hipoteca por falta de trabajo. Basta ya de querer ganar dinero a toda costa y sin importarles las desgracias de tantas familias en toda España. Tomen conciencia de la realidad social en que vivimos, y en vez de tener tantos pisos cerrados, dejen a las familias vivir en ellos con alquileres sociales.

Hace unos días se anunciaron los miles de millones de euros para rescatar a los bancos, y a las familias desahuciadas no las rescata nadie. Y los bancos, menos aún. Porque los desahucios figuran en un fichero de morosos y al que ya no tiene bienes que garanticen la devolución de algún préstamo, ya no le conceden ningún crédito.

Señores políticos: hagan algo para que esta cruel realidad cambie, que la sociedad productiva pueda trabajar y generar ingresos, para que los bancos también cambien sus políticas y no dejen a familias en la calle o viviendo confinados en un solo hogar a padres, abuelos y nietos. Ustedes tienen las armas para poder cambiar las leyes, armas que les concede el Pueblo para mejorar la situación en la que nos encontramos la mayoría de parados. Utilicen este poder y ejerzan el papel para el que fueron elegidos por los ciudadanos que votaron por ustedes. Actualicen la normativa de los asuntos sociales y adáptenla a las necesidades de la sociedad actual, pues la situación es bastante distinta a la de hace unos cuantos años atrás.

Un dato interesante y que sin duda muestra el abuso de las entidades financieras son los datos de los lanzamientos producidos durante el año 2011, en el cual se han producido en Asturias un total de 1872 desahucios, unos cinco al día. Por todo ello, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Asturias exige soluciones, soluciones que son justas, posibles y que ya se están aplicando en otros lugares, como por ejemplo:

-Para los deshaucios, regular la dación en pago, de manera que si el banco ejecuta la hipoteca y se queda la vivienda, la deuda quede liquidada.

-La conversión del parque de viviendas hipotecadas de primera residencia en un parque público de alquiler social.

-Realización de una auditoría sobre el funcionamiento del sistema hipotecario.

-Establecer los mecanismos, las reformas y las políticas necesarias para que el acceso a una vivienda adecuada no vuelva a ser jamás un negocio para unos pocos y una esclavitud para las familias trabajadoras.

Gracias a todos

Presentaciones

Os presentamos a Jorge, Patricia y su hija Amanda. Una familia trabajadora de Oviedo cuya pequeña empresa fue a la quiebra por culpa de los impagos de sus acreedores. Sin recursos, ahora no pueden hacer frente a los pagos de la hipoteca de su vivienda en el barrio de Ciudad Naranco, por lo que la entidad bancaria Cajastur/Liberbank pretende su deshaucio. No sólo quieren dejarles en la calle, sino que aún así el banco les seguiría reclamando alrededor de 118.000 € de deuda pendiente.

Jorge y Patricia han pedido a Cajastur/Liberbank que acepte la vivienda como dación en pago de su deuda y que les faciliten permanecer en ella a cambio de un alquiler social justo, y empezar así otra vez de cero. Pero Cajastur/Liberbank ni siquiera está dispuesto a recibirles. El pasado 13 de abril se produjo el primer intento de desahucio, que fue detenido gracias a la acción valiente de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Asturias y del Movimiento 15M. El próximo desahucio está fijado para el miércoles día 26, a las 9 horas, en la calle Augusto Junquera 2 de Oviedo.

En estos momentos Jorge cumple su tercer día en huelga de hambre a la puerta de la Oficina Principal de Cajastur en la Plaza de La Escandalera de Oviedo. Su lucha frente a un sistema financiero odioso, que es capaz de echar a la calle sin contemplaciones a una familia trabajadora, es la de cientos de personas en situación similar, y por eso merece todo nuestro apoyo.

Paremos el desahucio de Jorge, Patricia y Amanda. Junt@s podemos.